Entonces:

Abandonar. Olvidar. Esconder. Dejar. Descuidar. Matar(lo). Borrar(lo).

Ahora:

Comenzar. Insinuar. Sugerir. Ilusionar. Disfrutar. Intentar(lo). Recrear(lo).

Después, tal vez:

Vanagloriarse. Lucirse. Enorgullecerse. Conocerse. Dominarse. Continuar. Terminar.

Y ese extraño subidón de ego que da el volver a empezar desde el principio. Cuando todo es verbo. Cuando todo es infinitivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *