Faltan 5 minutos para que se acabe este 5 de noviembre. Y no me apetece celebrarlo. No quiero fuegos y bombas, no quiero máscaras y espadas. No me apetecen multitudes ni celebraciones. Sólo quiero una cosa, una persona. Y eso se que no lo tendré, ni rodeado de miles de máscaras.

Se acaba este 5 de Noviembre, y es como si no hubiese pasado. Hoy no habrá poema. Hoy no habrá citas. Hoy no habrá besos. No tengo ganas de escribir. Este 5 de Noviembre ha sido igual que fue el 4 de Noviembre; igual que será el 6. Un día. Que ya se acabó, por suerte.

Primer aniversario que no es aniversario. Primer motivo de no celebración. Primera máscara. Primera bomba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *